Sasol

Nominada por su campaña de presión nacional e internacional para promover la Captura y Almacenamiento del Carbono (CCS) como solución limpia para las industrias sucias de producción de combustibles líquidos a partir de carbón y gas.

Antecedentes

Sasol es una compañía sudafricana con actividades en minería, energía, industria química y combustibles sintéticos. Produce gasolina a partir de carbón – con la tecnología de conversión de carbón en líquidos conocida por su sigla en inglés CTL. Se trata de una industria sucia que produce el doble de emisiones de gases de efecto invernadero que la refinación de gasolina a partir de crudo.

Dado que este es el negocio central de Sasol, no resulta sorprendente que esta empresa sea una de las mayores emisoras de dióxido de carbono (CO2) en el continente africano –la planta Secunda de Sasol en Sudáfrica es la principal fuente de emisiones de CO2 del mundo. La compañía sabe que el cambio climático podría amenazar su futuro y reconoce en sus documentos oficiales que los esfuerzos internacionales para contrarrestar el cambio climático podrían tener un “efecto material adverso” sobre su negocio y su “situación financiera”.

En los últimos años, Sasol ha desarrollado una intensa actividad de cabildeo y relaciones públicas para vender la tecnología CTL al mundo, mostrando para ello a la tecnología de Captura y Almacenamiento de Carbono (CCS, por su sigla en inglés) como la panacea para su producto sucio. Tal como informara la revista Time el año pasado: “Imaginen la pesadilla de las relaciones públicas a la que se enfrenta una compañía petrolera que usa la tecnología responsable de abastecer a la Alemania Nazi, que apuntaló el apartheid durante décadas, y que opera una planta a la que le cabe la dudosa distinción de ser la mayor fuente individual de dióxido de carbono del mundo”.

A pesar de lo sucio de su producto, el Director Ejecutivo de Sasol, Pat Davies declaró a la revista: “Somos una empresa innovadora. También podemos ser parte de esta solución”.

Actividades de cabildeo

Para convencer a los políticos, al público y a los organismos reguladores de que es parte de la “solución”, Sasol se ha embarcado en una intensa campaña de cabildeo dentro y fuera del país. Su estrategia de cabildeo tiene varias puntas: apuesta a promover la aceptación y el uso de la tecnología CTL en todo el mundo, y a crear un mercado más amplio para sus actividades. Al mismo tiempo promueve la tecnología de Captura y Almacenamiento de Carbono como potencial forma de reducir las emisiones de sus actividades.

En Sudáfrica, la compañía que otrora fuera de propiedad estatal mantiene una estrecha relación con el gobierno. Ha jugado un papel influyente en el desarrollo del Escenario de Mitigación de Largo Plazo de Sudáfrica, el documento clave más reciente del gobierno sudafricano en el que se establecen los planes para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. El país no ha descartado la posibilidad de establecer nuevas plantas para convertir el carbón en líquido, a pesar de los elevados niveles de emisiones que genera esta producción. Sasol también promueve la tecnología CCS a través de su participación en las negociaciones sobre políticas.

Activa en el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático

Al decir del Informe de Desarrollo Sustentable de Sasol, 2008: “para hacer pesar nuestra apreciación de las causas, Sasol actúa en la escena internacional vía el Pacto Mundial de Naciones Unidas y el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático. En respaldo a las soluciones de CCS, participamos en la delegación sudafricana que asiste al Foro de Líderes sobre el Secuestro de Carbono (Carbon Sequestration Leadership Forum)”.

Sasol también ha logrado que uno de sus científicos - Fred Goede- integre el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) –el organismo científico responsable de evaluar y establecer el nivel y la naturaleza del riesgo que representa el cambio climático Goede no sólo es miembro del IPCC sino que además fue el autor de un reciente informe del panel sobre Captura y Almacenamiento de Carbono – la tecnología que promueve Sasol.

Pero como señalara WWF Sudáfrica, aun si los avances tecnológicos permitieran a Sasol reducir las emisiones generadas en la producción de los combustibles sintéticos, la tecnología CCS no reducirá el nivel de emisiones de los vehículos que utilizan esos combustibles. Más aún, en la actualidad la CCS continúa siendo una tecnología que no ha sido probada a nivel comercial.

Foro de Líderes sobre el Secuestro de Carbono – Un entierro internacional para el problema

Sasol es un activo protagonista del Foro de Líderes sobre el Secuestro de Carbono (Carbon Sequestration Leadership Forum – CSLF), organización a través de la cual realiza un exitoso cabildeo a favor de las tecnologías de CCS.

En octubre de 2009, el Foro, que está integrado por 23 gobiernos además de la Comisión Europea, celebró su última reunión en Londres para promover la tecnología de Captura y Almacenamiento de Carbono “en un esfuerzo por adelantarse a la cumbre del clima de diciembre en Copenhague”.

En la conferencia, Christine Ramon, Directora financiera de Sasol, fue una de las panelistas en la discusión sobre “la prioridad y la urgencia de las acciones a tomar para el despliegue en el corto plazo de la tecnología CCS”. Esto luego se formularía como recomendaciones a ser presentadas a los ministros asistentes al Foro.

Sasol obtuvo lo que quería. Al final del Foro, los Ministros de Medio Ambiente y Energía de las naciones miembros participantes “dieron su aval a las tecnologías de CCS como un componente clave de los planes internacionales de lucha contra el cambio climático”.

US$100.000 para el cabildeo en Washington

Entre tanto, en Estados Unidos, Sasol que está deseoso de expandir sus negocios ha estado participando activamente en la coalición de la Conversión de Carbón a Líquidos, haciendo cabildeo en el Congreso a favor de proyectos de ley que promuevan los “combustibles alternativos”, y asegurándose el apoyo del ex Presidente estadounidense George Bush y del Senador Barack Obama antes de ser electo como Presidente.

Un informe de GroundWork Sudáfrica de 2008 resume las acciones de cabildeo realizadas por la compañía, diciendo que Sasol “pagó al Grupo Livingston US$320.000 el año pasado, por su trabajo de cabildeo ante el Congreso en apoyo a la construcción de plantas CTL en Estados Unidos. Ante la promesa de los congresistas y de la Casa Blanca de promover los combustibles alternativos, otras compañías de combustibles alternativos se han unido a Sasol en la contratación de firmas de cabildeo, apuntando a obtener ventajas tributarias y otros incentivos que faciliten su ingreso al mercado dominado por las compañías petroleras”.

En 2009, Sasol pagó al Grupo Livingston otros US$220.000 por concepto de cabildeo. A través del Grupo Livingston, Sasol ha buscado además el apoyo de las fuerzas armadas estadounidenses para el combustible líquido a partir de carbón. Ante la existencia de preocupaciones importantes relativas a la seguridad energética en la agenda estadounidense, y contando con facilidad de acceso a grandes fuentes de carbón, Sasol ha defendido el uso de la tecnología de conversión de carbón a líquido como forma de garantizar el suministro de combustible para el transporte.